Pinterest Facebook Facebook Twitter  
 
 
 
 
BLOG
 
 
A cada GUSTO el PRECIO JUSTO
05-09-2019
 

Este artículo fue escrito en 2010 y sigue vigente...

 

          En una nota publicada recientemente se alentaba al Heladero Artesanal a emplear su ya conocida creatividad para en este caso encontrar en modo muy inteligente la forma de atraer nuevamente a sus Clientes ya que las crecientes dificultades económicas los alejan irremediablemente de las heladerías.

          La gran mayoría de los consumidores aprecia y valora las delicias del Helado Artesanal, pero a la hora de echar mano al magro bolsillo se resigna a lo que le permita llevar una mayor cantidad y deja relegada para mejores momentos la calidad.

          Algunos Heladeros han apelado a nivelar para abajo en forma genérica y esto les ha hecho perder a sus mejores clientes porque se sintieron defraudados, porque  para ellos no era problema el precio y pagaban con gusto la calidad deseada.

Entonces se plantea una gran disyuntiva, ¿cómo dar satisfacción a un espectro tan amplio de consumidores sin cometer la gran transgresión de bajar la calidad? Al que tenga la respuesta, “¡que la diga!¡que la diga!”  y habrá dado respuesta a  “la pregunta del millón”.

Sin dudas, hoy más que nunca, es necesario tener un completo control de los costos pero siempre privilegiando la Calidad en el Producto y Servicios ofrecidos a nuestros Cliente. Estas son las únicas banderas inclaudicables para lograr su preferencia a la hora del pedido y nuestra continuidad en el negocio.

En mi carácter de consumidor, deseo hacerles llegar una sugerencia en concreto, ¿no será hora de poner ya “CADA GUSTO AL PRECIO JUSTO”?

Entiendo que esto sería beneficioso para todos, Heladeros y Consumidores, porque los primeros, siguen fabricando su tradicional calidad en todos los gustos dando sentido a su elección de Artesanal y para el segundo, o sea el Consumidor,  adquiere el producto que desea y elige por sus cualidades, pero ahora al alcance de su bolsillo y sin desmedro de la Calidad.

Esto significa que como consumidor podré elegir los gustos con sus diferentes precios y pagar lo que corresponda a cada uno por Kilogramo, con la garantía de que todos los productos son de primera calidad. Sería un equivalente a una compra en la verdulería, carnicería o fiambrería. ¿Qué le parecería si le cobraran un precio promedio entre carne picada común, bife de chorizo, lomo y pesceto cuando usted sólo llevará milanesas de bola de lomo?

Quizás sea muy atrevido de mi parte hacer este tipo de sugerencias, y desde ya pido disculpas si he incomodado a alguien. Me sentiré muy satisfecho si este modesto aporte logra despertar el interés y se debaten esta u otras propuestas ya que es necesario y con urgencia, por el bien de todos, lograr una renovación y un cambio en las estrategias a la hora de fijar los Precios y modalidades de venta.

Ing. Lucio A. Basso

Ver la página de inicio

 



 

 

 
Página 1 - Total registros 1
 
Artículos Destacados
Artículos - Notas
  • ¿Qué helado me conviene?
  • Guerra fría: los siete desafíos que enfrenta el helado argentino
  • Gelato Vegano
  • GELATO ZERO, ¿0% en qué?
  • Variedad de productos, variedad de mercados, muchas oportunidades para heladería
  • Helado Dietético Funcional para una vida Saludable
  • Libre de gluten
  • Helado Dietético Funcional
  •  
    Editorial
  • A cada GUSTO el PRECIO JUSTO
  • Helados Libres de Gluten
  •  
    Entradas Temáticas
  • PROYECTOS NAVIDEÑOS 2016 III
  • PROYECTOS NAVIDEÑOS 2016 II
  •  
    General
  • El Cuerpo y la Textura que buscabas
  • Preguntas Frecuentes
  •  
     
     
    Home Empresa Productos Novedades Recetas Blog Links Contacto
     
     
    Laboratorios Basso S.A. - 2012